De cara a las Jornadas Covid-19 organizadas por el Hospital de Clínicas, el médico Luis Javier Murúa señaló que son múltiples los cambios que se dieron y que muchos de ellos perdurarán en el tiempo.

Exámenes clínicos con distancia, turnos más espaciados, atención con barbijo y teleasistencia, son algunas de las prácticas médicas que modificó la pandemia y que durarán años, según el médico Luis Javier Murúa, secretario general de las Jornadas Covid-19 organizadas por el Hospital de Clínicas que se realizarán el 24 y 25 de septiembre y que contarán con la participación de más de 7 mil profesionales de la salud de toda la región.

“La pandemia modificó la atención de todos los pacientes: desde el saludo hasta el examen clínico todo tiene que llevarse a cabo con una distancia adecuada para cuidar al paciente y al profesional”, indicó a Télam Murúa, especialista en Medicina Interna, que “es la disciplina médica más abarcativa y la madre de todas las especialidades”.

De cara a las jornadas que el Clínicas llevará adelante, un encuentro en el que se debatirán los nuevos desafíos y el enfoque interdisciplinario que implicó la pandemia por Covid-19, Murúa señaló que son múltiples los cambios que se dieron y que muchos de ellos “quedarán por años”.

“Habría que pensar que las salas de espera no pueden estar excesivamente concurridas, que los horarios de las consultas sean lo más precisos y espaciados posibles. La virtualidad en la comunicación médico paciente seguro vino para quedarse, en ese contexto los médicos han tenido que incorporar el manejo de herramientas que antes no usaba”

Murúa señaló que:

“esto no sólo pasó en el ámbito de la salud; al ser una enfermedad que comprometió a todo el mundo ha afectado el comportamiento social particularmente sacando a toda la población de su zona de confort y llevándola a nuevos lugares; cada persona, de cada ámbito, ha tenido que replantearse su existencia y los médicos hemos tenido que convivir con esta situación de manera novedosa y compleja”.

“No sólo es el aspecto logístico, habida cuenta de que la relación médico-paciente salió del consultorio, sino también desde el punto de vista emocional, moral, legal, porque la toma de decisión se hizo mucho más difícil; tuvimos que adaptarnos en un marco de gran incertidumbre porque es una enfermedad sobre la que todavía no tenemos respuesta para varias de las preguntas que los pacientes no hacen, entonces tenemos que compartir con ellos esas incertidumbres y las tomas de decisiones”

Todo esto se dio en un marco sanitario muy particular que exigía aislamiento, gran disponibilidad de camas, tanto de salas de internación común como de terapia intensiva.

“También se generó un estrés comunitario muy grande porque cada paciente con Covid-19 y su familia no siempre encontraron camas disponibles inmediatamente; de modo que en ese marco tuvimos que aprender a trabajar para acompañar al paciente para que su riesgo de vida sea el menor posible y que a la vez tenga el mejor confort”,

En referencia a los cambios en el comportamiento social, Murúa dijo que

“la pandemia nos enseñó que el uso de barbijo y la distancia social disminuyen la prevalencia de todas enfermedades respiratorias (cuadros bronquiales, gripes, resfríos). Sin embargo, me cuesta imaginar una sociedad occidental que incorpore el barbijo de aquí en más una vez pasada la pandemia, como sucede en las sociedades orientales desde hace muchos años; sería deseable que pasara sobre todo en las ciudades y en determinados contextos”

Las Jornadas Covid 19 se realizarán en forma virtual y serán la antesala del Congreso de Medicina Interna que se postergó para el año próximo.

Durante dos días se abordarán temas médicos específicos como la diabetes y afectaciones cardiacas no trombóticas en Covid-19, el compromiso renal, gastrointestinal y cutáneo, vacunas y hasta una mirada filosófica del impacto de la pandemia.

Fuente: Telam